Shopping Cart

Asesoría personalizada vía WhatsApp: 975 471 516

Más de 390 empresas capacitadas.

Prácticas de mantenimiento entre empresas reales y de clase mundial

La globalización y las presiones competitivas relacionadas han dado lugar a cambios rápidos en casi todas las industrias. Los empleados de mantenimiento sienten esos cambios en el lugar de trabajo, tanto en el entorno de las instalaciones como en la planta baja.

La mayoría de los profesionales en operaciones de mantenimiento de todos los tamaños ya han experimentado estos cambios en la industria de primera mano, mientras que otros los ven venir rápidamente.

Algunas organizaciones han aceptado estos cambios, pero otras están luchando, en peligro real de quedarse atrás.

¿Qué puedes hacer?

Con la ayuda del software CMMS (Computerized Maintenance Management System), puede capturar datos críticos para tomar buenas decisiones y ayudar a su organización a ahorrar tiempo y dinero.

Como «campeón» de mejores prácticas que entiende estas tendencias, puede convertirse personalmente en el líder que mantiene a su organización en la cima de su juego.

El software CMMS es ahora más asequible y más fácil de implementar que nunca, poniéndolo al alcance de prácticamente todas las organizaciones. Los datos de CMMS ahora se vinculan fácilmente con otros sistemas, como ERP y software de contabilidad, monitores de mantenimiento predictivo y más.

A pesar de que la gestión del mantenimiento puede ser de naturaleza altamente técnica, los equipos de mantenimiento suelen ser los últimos en una organización en obtener nuevos sistemas de tecnología de la información (TI). El día de trabajo típico del departamento de mantenimiento incluye tareas altamente técnicas y especializadas relacionadas con una amplia gama de tecnologías avanzadas. Hasta hace poco, sin embargo, la tecnología de la información no se consideraba relevante para los mantenedores.

Pero la verdad es que la tecnología de la información es tan importante como cualquier otra herramienta en la caja de herramientas del equipo de mantenimiento.

Los mismos sistemas de TI que hacen que otros departamentos como finanzas y marketing sean más efectivos también son importantes para los profesionales de mantenimiento, reparación y operaciones (MRO).

Incluso hoy en día, a medida que la tecnología se integra rápidamente en otras partes de las organizaciones, muchos departamentos de mantenimiento recién ahora están implementando computadoras y tecnología relacionada, como el software CMMS.

Un ejemplo son las prácticas de mantenimiento que por falta de información no sabemos los porcentajes de prácticas de mantenimiento que manejamos en nuestras empresas.

Dentro de las prácticas de mantenimiento tenemos estrategias de mantenimiento que aplicamos.

Cada vez que ocurre una falla, esta afecta negativamente a la organización.  Los efectos negativos pueden ser cualquiera, desde la perdida en la cifra de ventas, calidad, programación hasta los altos costos y amenazas a la seguridad de las personas o al medio ambiente.  Algunas veces los efectos de la falla no son evidentes inmediatamente (como en el caso de la falla de los dispositivos de seguridad), pero después pueden ser la causa de una falla catastrófica múltiple.

La organización tiene que tomar una decisión consciente respecto a la prevención o no de cada modo de falla importante.  Si una falla no es prevenida, se gastará dinero en repararla en una etapa posterior.  Así, existe un intercambio entre el costo de prevención por un lado y el costo de la falla por otro (y tales costos no solo incluyen valores monetarios).  Dependiendo de la severidad de la falla en términos de pérdida de producción, el costo de la falla, la vida de las personas, o el efecto sobre el medio ambiente, la organización tiene que decidir si la prevención de la falla es desde que ocurre (y con qué profundidad se desea ir para hacerlo) o si la falla puede dejarse para manejarla cuando ocurra.

El resultado final es un plan de mantenimiento para la organización. Este consiste en una combinación de varias estrategias de Mantenimiento en paquetes de trabajo lógicos a ser programados para su realización por el personal de Mantenimiento. El núcleo de esto son las estrategias seleccionadas.  Mientras las estrategias son el resultado final, es mejor comenzar entendiendo qué vincula las diferentes estrategias y cuál es su lugar en el plan total de mantenimiento.  Colocar varias estrategias de Mantenimiento en perspectiva es lo mejor para el entendimiento de la estructura de la estrategia de Mantenimiento como se muestra en el siguiente diagrama:

Source: Maintenance of Jasper L. Coetzee

La cima de la estructura es desglosada hacia el diseño de los modos de falla, la prevención de ellos o la corrección de las fallas.  Uno tiene 3 opciones: dejar que ocurra la falla y luego corregirla; o prevenirla desde que ocurre; o rediseñar el componente /sistema para eliminar el modo de falla.

El no manejar y administrar datos de nuestras estrategias de mantenimiento a través de un software CMMS perdemos oportunidades de mejora y replanteamientos de estrategias.

Dentro de mi experiencia profesional como consultor observo con preocupación cómo las empresas no aplican adecuadamente el mantenimiento preventivo en sus compañías.

A continuación adjuntamos una figura con datos representativos de acuerdo con el tipo de mantenimiento y su comparación con lo que se prevé se debe alcanzar en empresas consideradas de “Clase Mundial” o de Calidad en Mantenimiento.

Figura: Porcentaje de prácticas de mantenimiento entre empresas reales y de clase mundial

En la figura adjunta podemos apreciar cómo se ha incrementado en estos últimos 10 años la estrategia del mantenimiento basado en condición (mantenimiento predictivo) reduciendo lógicamente el mantenimiento preventivo basado en uso (FTM). Lo cual trae como consecuencia un aumento de la disponibilidad operativa e inherente.

Por ejemplo el mantenimiento preventivo basado en uso (FTM) se efectua en una empresa real en un promedio del 30% y en una empresa clase mundial en el orden del 10%. El mantenimiento predictivo en una empresa real se aplica en un promedio del 15% y en una empresa clase mundial en el orden del 25%. Como podemos apreciar si tuviéramos un software CMMS sabríamos realmente los porcentajes de prácticas de mantenimiento que manejamos y orientarnos a replantear nuestros objetivos.

Durante las clases que dicto se solicita al participante indicar que porcentajes de prácticas de mantenimiento se aplica en su empresa el cual el mantenimiento predictivo está en el orden del 5-10%, el mantenimiento preventivo basado en uso en el orden del 40-45% y el mantenimiento correctivo (reactivo) en el orden del 55-45% como promedio.

CONCLUSIÓN: Se pierden muchas oportunidades de mejora por la falta de estar actualizado con la tecnología de información a la fecha y falta de conocimiento de las estrategias de mantenimiento.

Por: Ing. Roberto Granadino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *